¿Porqué el Phantom 4 pro es ideal para topografía?

4 años después de su salida al mercado, el phantom 4 pro sigue en la palestra a pesar de que la tecnología de los drones avanza año tras año de forma imparable. Pero, ¿qué hace que este drone siga fabricándose y a la venta en el mercado?

Aunque le han añadido algunas mejoras como el Sistema de transmisión OcuSync 2.0 que le dota aún de una mayor y robusta cobertura de la señal, en esencia, sigue siendo aquel drone de sus inicios. Un drone de fácil transporte comparado con otros modelos profesionales, con unos motores potentes en relación a su peso y el gran secreto que le hace único en su especie; el obturador mecánico, que se usa para eliminar la distorsión del obturador al tomar imágenes con movimiento rápido. Además de que las imágenes multimedia para fotógrafos que salen sin distorsión, más importante aún es para las imágenes de los que nos dedicamos a la topografía con drones. Necesitamos realizar fotografías del terreno muy seguidas mientras el drone se mueve a gran velocidad, de esta manera optimizamos el tiempo y aprovechamos al máximo la autonomía de las baterías. Gracias al obturador mecánico es posible realizarlas sin verse comprometida la distorsión que provocaría cualquier otro drone con obturador electrónico, dando una precisión excelente en el solape de imágenes para la fotogrametría. 

 

Dada la portabilidad, cámara con sensor de una pulgada para imágenes con buena resolución, obturador mecánico y una continuidad en su fabricación, hacen del phantom 4 pro un drone ideal para profesionales.